lunes, 16 de septiembre de 2013

Revista Jueces para la Democracia Información y Debate Número 26 Julio 1996

Accede a la Revista

Debate
El nuevo código: Maximalismo penal, Ramón Sáez Valcárcel
En la renovación del Consejo General del Poder Judicial, Perfecto Andrés Ibañez
Identificaciones, cacheos, controles policiales y otros “entretenimientos” de la libertad. Una réplica a las tesis legitimadoras del retroceso histórico en materia de libertad y seguridad personal, Guillermo Portilla Contreras
La modificación de normas legales por vía reglamentaria y la aclaración de errores reglamentarios diez años después de su presunta comisión. Dos ejemplos de incorrecta técnica legislativa, Celsa Pico Lorenzo
Cuestiones de derecho transitorio en relación con el artículo 147 de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, Guillermo Sanchís Fernández-Mensaque
La responsabilidad por daños causados por productos defectuosos. Ley 22/1994, de 6 de julio, Rafael Sarazá Jimena
Sobre el Poder Judicial en el constitucionalismo español, Clemente Auger Liñán

Estudios
Diez argumentos sobre los principios, Luis Prieto Sanchís
La democracia como procedimiento y como régimen, Cornelius Castoriadis
Unión Europea, inmigración y el nuevo reglamento de la ley de “extranjería” española: un comentario crítico, Antonio Gómez Movellán

Teoría/práctica de la jurisdicción
La investigación de los casos de corrupción a través de las técnicas de “seguimiento de pista de los papeles” [“following the paper trail”], Giuliano Turone
Las prohibiciones de valoración probatoria en el procedimiento penal, Fabricio Guariglia

Internacional
Estado actual de la prisión preventiva en América Latina y comparación con los países de Europa, Elías Carranza
La responsabilidad del indígena en Colombia. Entre el mundo real y un “mundo posible”, Juán Oberto Sotomayor Acosta

Apuntes
”Ben trovato” y, posiblemente “vero”
Porquería: suma y sigue
Es que Mena no sirve
Ustedes no son “la justicia”. Carta breve a un ciudadano jurado
La pura pasión de “informar”
El irresistible encanto de la “carrera”
Prisiones: no se van, se quedan donde estaban